domingo, 25 de diciembre de 2011

24 de diciembre, por la noche.





En el Hogar del Transeunte ha terminado la cena que los alojados han consumido en silencio, como siempre.

Hoy tenía pretensiones de gran lujo: Consomé al Jerez, langostinos con salsa mayonesa, muslo de pollo con patatas, melocotón en almibar, polvorones y sidra achampanada.

Es Nochebuena también en esta casa. Se han apagado las luces a las once. Media hora más tarde que los días de diario.

A la doce, María la portuguesa, de origen caboverdiano, se ha puesto de parto y, en veinte minutos, acurrucada y sin ayuda, como las viejas hembras de esta raza milenaria, ha echado al mundo una niña morena y pequeñita que nace ya con el destino prefijado de ir de aquí para allá dando tumbos como han hecho, antes que ella, su madre, su abuela, la abuela de su madre y la abuela de su abuela.

Qué se le va a hacer, no a todos los que nacen en Nochebuena les vienen a adorar Reyes Magos, obispos y pastores.

.

domingo, 18 de diciembre de 2011

EL TAMAÑO SÍ IMPORTA

El pie izquierdo no me quiere hacer ni caso. Le conmino, me impongo, por fin lo consigo. Se mueve tras el derecho, uno, dos. Llego a la puerta; ahora quien no me obedece es la mano derecha. “Llama”, le digo, y nada. Al fin lo hace: toc, toc. “Adelante”, me contesta una voz áspera y chillona. Entro y me siento. “¿Y bien?”, me dice un caniche enano arrellanado tras la mesa del despacho. Ahora quien no me obedece es mi faringe. Me ha dejado mudo el tamaño del diamante que luce en su corbata. Consigo por fin ladrar una balbuceante petición de ascenso.

LOS PANES DULCES



Llegaron precipitadamente los dias de hornear los panes dulces. Ella recuperó su delantal de cocina, su alto gorro donde ocultaría la mata de cabellos enrulados. Recuperaría la vieja receta , y comenzaría el ritual.

Canturreaba feliz. Qué placer tener las manos enharinadas! Destrozar los huevos con ganas, someter la blancura de la harina al dominio de esos líquidos aglutinantes . De ahi debieron sacar los políticos sus ideales demagógicos. De ahí. De esa cándida blancura ,inocente , nostálgica capaz de convertirse en masa por el imperio de unos huevos !

Mezcladas las nueces, almendritas, pasas de uva y la copita de cogñac ya la masa cobraba su prestigio navideño . Como en los buenos tiempos de la Abuela. Ella estaba añadiendo un poco mas de harina,cuando las dos gatas atigradas iniciaron una pelea magistral y saltando sobre la mesa en su feroz pelea se enredaron en el bollo y lo lanzaron al piso de la cocina . A ella le saltaron las lágrimas impotente viendo como las gatas y el amasijo se transformaban en un bólido que serpenteaba por la casa.

jueves, 15 de diciembre de 2011

UN PLAN HALAGÜEÑO

Yo la abrazaré bien fuerte y me la llevaré conmigo al infierno. Llegaremos a la orilla de la laguna Estigia, donde Caronte espera con su barca. Avanzaremos entre almas miserables para pagarle el óbolo que nos permitirá llegar al otro lado. Allí engañaremos a Cerbero con la música de lira que llevaremos grabada en un cassette. Cuando el chucho se duerma, correremos hacia el palacio de Hades y burlaremos a la guardia. Lo demás será cosa de coser y cantar. Me plantaré ante Hades y no tendrá más remedio que ceder. ¿Cómo rechazar una Enciclopedia de Mitología, encuadernada en suave símil piel, donde vienen todos tus parientes?

viernes, 9 de diciembre de 2011

Barrio Chino

.



Lo cierto es que Juan Antonio, natural de Zambroncinos y conductor de autobuses de "La Paramesa, SL", que hacía a diario la línea León-Valcabado, con domicilio en la calle Tres Mitras de la capital, casado con Celestina y padre feliz de tres hijos (dos niñas y un niño) y que los domingos y festivos, cuando libraba, solía completar sueldo y jornada con alguna excursión del Inserso a Portugal, El Escorial, Salamanca o Santiago, era, dicho sea con todo el respeto para él y sus deudos, un poco corto de luces y ligeramente gangoso, por añadidura.


Estas dos circunstancias, que tampoco es para tanto, le hacían el blanco de rechiflas y cuchufletas en los corrillos de conductores a la espera de la vuelta después de que la tropa de chavales hubiera ganado el jubileo y trotado por las rúas y los bares.


En una de éstas, contaba Juan Antonio su último viaje a Barcelona cuando, buscando un sitio para tomar un bocadillo, se encontró, de pronto, en pleno fragor del Barrio Chino


- Y ¿qué había, Juan Antonio?
- Putas, muchas putas.
- ¿Putas?, ¿Qué es eso, Juan Antonio. Pero, ¿qué es una puta?.
- Hombre, hombre, no me jodas ¿Qué va a ser? Pues una mujer como la tuya.


Y es que, como suele ocurrir, a veces, también él, soltaba verdades como puños.


.

jueves, 8 de diciembre de 2011

PIES PARA QUÉ OS QUIERO

El pie izquierdo no me quiere hacer ni caso. Dice que le toca mandar a él, que ya está bien de la tiranía del cerebro. “Cabeza abajo”, ordena, y me veo haciendo la postura de la vela. “Tócate la oreja izquierda con la mano derecha”, me dice, y soy incapaz de negarme, por lo que mi pie izquierdo vibra con risa de cotorra loca. “Y ahora…”, comienza, y empiezo a notar que la cabeza me huele a queso. “Esto es demasiado”, pienso mientras me lanzo hacia él con las manos crispadas. Caigo sobre la alfombra con estrépito. Allí sigue la prótesis, con su zapato de mentira.

lunes, 5 de diciembre de 2011

DE ANGORA

Hay un felino que corretea por un prado y en sus pupilas reside una rosa de coral. Salta, hace cabriolas; sus movimientos van definiendo círculos y en ellos trazan senos, cosenos y tangentes. Hace ya siglos que no me cuentas tus sueños; milenios que no estudiamos juntos trigonometría; una eternidad desde que me llamaste "gatito de angorina".