martes, 1 de abril de 2014

TABLA DE VERSIFICAR



Le obligaron a estudiar para contable, aunque él siempre quiso ser poeta. Sus padres tenían un almacén y necesitaban que llevase la oficina. Así que ahora está atado a su banco y suma, divide y multiplica. Cinco fósforos más cuatro jilgueros igual a nueve, por dos, dieciocho firmamentos de color.

8 comentarios:

  1. Oohhhhh qué bonito, pero que muy bonito, me ha encantado. Qué lírico, que gustazo.
    Abrazos

    ResponderEliminar
  2. cómo me desesperan esas personas que siguen a sus padres en vez de a su corazón.
    ¡como si alguna otra vez en la vida les hubieran hecho caso!

    ResponderEliminar
  3. Gracias por tu comentario, BB. Al final, una de dos, o hacemos lo que nos dicen los padres o todo lo contrario. No hay término medio.

    ResponderEliminar
  4. Cuánta belleza contenida en poco mas de cuatro hileras de palabras ! Cordiales saludos.

    ResponderEliminar