sábado, 17 de septiembre de 2022

Justicia terrenal


Marca la hora un reloj lejano y el secretario sale del despacho, sopeso en el bolsillo la pequeña howlita. Me relaja.

Sonrío, quién dijo aquello de si no te gustan mis ideales… Yo tengo estos y los que hagan falta, uno por caso. También Lidia acude al recuerdo, aquella medio bruja y sus flores de Centaury, aseguraba que con ellas mis convicciones se mantendrían firmes, sin influencias.

 Tal como se hacen estás cosas estamos el abogado, su cliente y el sobre del dinero. Justicia, la diosa más ingenua, está tras ellos con sus ojos vendados, parece distraída.




Micro escrito siguiendo la propuesta del mes de septiembre de: El blog de Lidia, texto de menos de 100 palabras, relacionado con la carta, en él tiene que aparecer el mineral howlita (turquesa blanca) y opcionalmente mencionar las flores de Centaury.



37 comentarios:

  1. Más que distraída, yo creo que descreida. Ya nadie le hace mucho caso, solo si el beneficio es sjeno. Si la justicia fuera infalible... no harían falta muchas cosas. Ni siquiera kos otros principios de Groucho
    Abrzxoo Angel

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Gabiliante, creo que se ha cansado de vernos funcionar.
      Un abrazo.

      Eliminar
  2. Yo creo que se venda los ojos para justificar que no siempre mira en la diré correcta.
    Un micro muy agudo 😊 Ángel.
    Un beso enorme 😙

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Mag, al tener los ojos vendados realmente no sabemos a dónde mira, y falla mucho, me parece.
      Un abrazo, me alegra que te haya gustado.

      Eliminar
  3. Digamos que está interesadamente distraída.

    Un abrazo Ángel.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pobrecita como la vendaron los ojos, creo que con el tiempo se ha quedado un poco... dispersa y no se centra.
      Un abrazo.

      Eliminar
  4. Imparcial, debería ser ... debería
    Un abrazo, Ángel

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Debería, que bien lo dices, pero si en alguna cosa no dejan de sorprendernos es en esto de la justicia.
      Un abrazo.

      Eliminar
  5. O que se distrae con sus intereses y réditos, no sé.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La justicia, me da a mí, es como un chicle que se estira hasta donde convenga.
      Un saludo, Fackel.

      Eliminar
    2. Acabo de leer esto en el blog del escritor Sánchez-Ostiz. Saca conclusiones tú mismo.

      https://vivirdebuenagana.wordpress.com/2022/09/18/la-cospedal-y-su-juez-de-la-guarda/

      Eliminar
    3. Hola, Fackel, un ejemplo más, lo de la justicia es y creo que siempre ha sido, un tema peliagudo y no solo en aquí en todas partes. Otro motivo más para volverse un descreído con el tiempo.

      Eliminar
  6. ¡Qué bueno! Me encantan tus historias, y siempre anhelo el final porque además tienes el efecto de sorprenderme. Besos :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Margarita, de verdad que eres un cielo, das ánimos como nadie. Me alegro que te haya gustado.
      Besos.

      Eliminar
  7. Buenísimo Ángel, me ha gustado que has escrito desde otra perspectiva a la de los otros micros. Has pintado una justicia ciega, sordomuda (como la canción de Shakira jejeje). Por otro lado terrible la situación que pintas y lo peor es que es algo de lo más común, muy triste. Te mando un abrazo. ¡Qué bueno que te animaste a participar!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Ana, la justicia en el mundo está... como ausente, no creo que sea algo exclusivo de un país en concreto. Me alegro que te haya gustado.
      Un abrazo.

      Eliminar
  8. Yo no sé si tiene los ojos tapados para ser justa o para no ver lo que traman en su nombre.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Toro, imagino que al principio sería para ser justa, aunque con el tiempo y lo que hacemos en su nombre, mejor no quitarsela.
      Un abrazo.

      Eliminar
  9. Jaja me encanta!! Gracias por poner mi nombre a ese personaje tan brujil. ¿O no solo has usado el nombre? ;)
    El micro engancha y te lleva de la mano de ese abogado "creyente" aunque también nos lleva hasta terrible final con soborno. Muy buen trabajo. Te espero en octubre, no dejes de escribir. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Lídia, me alegra que te haya gustado, y si, el nombre es una pequeña dedicatoria, tampoco conozco a nadie con ese tipo de conocimientos.
      Bueno para octubre... ya veremos, lo cierto es que cada vez escribo menos.
      Un abrazo.

      Eliminar
  10. Hola Ángel. Pues lo has resuelto más que bien. Cumpliste con las consignas y te quedó un micro relato con un final acorde a los tiempos que vivimos y por poco grato que sea no deja de ser real.
    Súper!
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Lu, la justicia parece que está de vacaciones y no se sabe dónde.
      Un abrazo.

      Eliminar
  11. Hola, Ángel. Pues me parece que te ha sentado de maravilla el descanso porque, hasta ahora, es el más original que he leído. ¡Enhorabuena!
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  12. Hola, Ángel. No sé si tienes algo configurado al respecto en el blog porque he hecho un comentario y no ha aparecido publicado. En fin, decía que te había sentado muy bien el descanso porque —hasta el momento— me parece el micro más original, pues nos hemos ido tod@s por el camino del juicio final y tú has innovado en ese sentido. ¡Felicidades!
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Mj, me alegra que te haya gustado, en cuanto a los comentarios, blogger últimamente los marca todos como spam.
      Un abrazo.

      Eliminar
  13. Y si no te gustan estos ideales, aún tengo más.
    Eso suelo decir a los que no escuchan o no dejan hablar.
    😊
    Estoy de vuelta.
    Besos.

    ResponderEliminar
  14. ¡Hale, qué bueno! ¿He denotado un algo de ironía?, más bien un mucho. Me encanta :-9
    Un beso enorme.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Mag, "tanto tienes tanto vales" y en las noticias estamos hartos de verlo.
      Un abrazo.

      Eliminar
  15. Superaste el reto con creces Angel con tu micro relato.

    Te echo de menos, espero te encuentres bien.

    Un abrazo.

    Pd. A la tercera va la vencida. No se publica mi comentario. A ver si hay suerte ahora.

    ResponderEliminar
  16. Hola Ángel, tiene tiempo que no escribes algo, solo quiero saber si estás bien. Te dejo un abrazo.

    ResponderEliminar
  17. Hola. Veo que ya te han preguntado lo que vine a preguntar.
    Todo bien Ángel?
    Espero que sí, que solo sea una ausencia voluntaria y que en cualquier momento vuelvas a publicar otro de tus geniales micros.
    Abrazo

    ResponderEliminar
  18. La justicia, más que nadie, necesita tomar clases de malabarismo para que aprenda a equilibrar la balanza.
    Va un abrazo, Ángel.

    ResponderEliminar